Recomendamos que hables con tu médico o tu partera antes de planificar tu viaje:

  • Si estás embarazada y el embarazo no es complicado, puedes viajar hasta el final de la semana 35 en vuelos de más de 5 horas de duración y hasta el final de la semana 37 en vuelos de menos de 5 horas de duración, con un certificado médico emitido por tu médico o partera. Viajar por fuera de ese periodo solo será considerado si el propósito del viaje es un tratamiento médico. En estos casos Air New Zealand requiere que se presente una autorización médica.
  • Para embarazos múltiples (por ejemplo mellizos) puedes viajar hasta el final de la semana 31.

Necesitas presentar un certificado médico si alguna de las siguientes condiciones aplica a tu caso:

  • Tu embarazo es complicado, como por ejemplo si tienes placenta previa y sangrado
  • Tu embarazo es múltiple, como de mellizos o trillizos
  • Tienes antecedentes de partos adelantados
  • Estás en las primeras etapas del parto

Importante: viajando en otras líneas aéreas

Si viajas en otras líneas aéreas, incluida la extensa red de líneas asociadas de Air New Zealand, tendrás que verificar si cumples con los requisitos de las demás líneas aéreas. Tu agente de viajes puede ayudarte a verificarlos.

Algunos consejos

Si ya tienes más de 28 semanas de embarazo, recomendamos que tengas una carta de tu médico o partera confirmando tus fechas de embarazo, diciendo que no hay complicaciones y que consideran que estás apta para viajar.

Si viajas en un vuelo internacional en las últimas etapas de tu embarazo, ten en cuenta la posibilidad de que se produzca un adelanto del parto en cualquiera de las escalas. Hemos visto casos en los que el vuelo ocasiona estrés y un desgaste inesperado para la madre. Algunos países tienen restricciones adicionales para mujeres embarazadas no ciudadanas. Si tienes alguna duda, verifica los requisitos con el consulado o la embajada que corresponda antes de tu viaje. Te aconsejamos que viajes con bastante anticipación a tu fecha estimada de parto y que obtengas seguro de viaje.

Una vez a bordo recomendaos que tomes suficiente agua (puedes comprar botellas de agua adicionales para traer contigo luego de pasar por el puesto de seguridad: ver las restricciones para líquidos). Camina todo lo que puedas mientras esté permitido y de ser posible, pon tus piernas en alto.