Brisbane

La tercera ciudad más grande de Australia es famosa por sus claros cielos azules y por el sol durante todo el año.

Brisbane se ha reinventado en los últimos años.  Restaurantes de primer nivel, bares de concepto fresco y onda funky de las calles se han sumado a las tradicionales actividades deportivas y al aire libre. También hay atracciones en las zonas rurales y costeras de Brisbane para visitar.

Buscar vuelos a Brisbane

El mejor lugar para comenzar es el río serpenteante de Brisbane. Tomar el ferry CityCat y pasar un día explorando la ciudad y sus distritos ribereños, incluyendo el CDB, West End, South Bank, Woolloongabba, New Farm y Kangaroo Point.
 
Sugerimos bajar y hacer una parada en South Bank y pasear por los alrededores de los parques subtropicales, siguiendo el sendero de un kilómetro de Bougainvillea Arbour. Comience con una vista de pájaro de la Rueda de Brisbane, eche un chapuzón en la única playa artificial de Australia construida por el hombre, y finalice su paseo en el jardín de Epicurious, donde podrá probar plantas comestibles y hierbas aromáticas.
 

Asegurate de echar un vistazo a los mercados nocturnos locales, especialmente Newfarm.

Siguiendo con la parte foodie, Eagle Street y Southbank son visitas obligada a la hora de cenar. Otros lugares lindos para recorrer son Fortitude Valley o West End. Este último se ha convertido en un centro vibrante para el entretenimiento y la gastronomía.

Asegurate de echar un vistazo a los mercados nocturnos locales, incluyendo Newfarm.

Maneja 30 minutos al norte de la ciudad y visita las montañas de la región de la bahía de Moreton, con sus densos bosques, bodegas boutique y la tercera isla de arena más grande del mundo. O maneja hacia el sur por una hora y descubre el espectacular Scenic Rim, repleto de casas de lujo y paisajes panorámicos.

¿Listo para la playa? A 30 minutos en auto desde la costa de Redland se encuentran los del pueblos Bayside lindo y la oportunidad de avisatr ballenas, hacer paseos en cuatriciclo, buceo y senderismo. O simplemente puedes relajarte en una cafetería costera y disfrutar del mejor Flat White de la región.