Rarotonga

Desde el momento que llegues a Rarotonga y huelas el aroma de las flores comenzarás a relajarte.

Rodeada de una laguna azul cristalina y arena blanca esta romántica isla del Pacífico sur es un verdadero paraíso, un lugar para desconectarte y disfrutar. Además, encontrarás una gran variedad de actividades para después de la playa.

Buscar vuelos a Rarotonga

Sumergite en el arrecife de coral: buceo, snorkel o kayak son algunas de las actividades en las que podrás recorrerlo. Terminá tu día con una cena de mariscos o los más frescos pescados a la orilla del mar.

Explorá las selvas tropicales de la isla, los arroyos de agua dulce y las cascadas mientras caminás a la sombra de grandes crestas volcánicas. No importa dónde te alojes, desde hotstales hasta villas privadas, en todos lados encontrarás lugareños amigables, una rica cultura y unas vistas impresionantes

 

Explorá las selvas tropicales de la isla, los arroyos de agua dulce y las cascadas mientras caminas a la sombra de grandes crestas volcánicas.

La mejor manera de recorrer esta pequeña isla es hacer como los locales y alquilar un scooter. Podrás conocer toda la isla en aproximadamente una hora. No hay nada como sentir la brisa cálida a lo largo del camino y cuando tengas ganas parar en la playa, en las tiendas, o descubrir algunas de las zonas más rurales de la isla. Tomar algo en casa también es fácil.

Te sugerimos visitar algunos de los mercados para conseguir artesanías, sarongs y joyas hechas de las perlas negras distintivas de la región, o mirar como las mujeres locales practican el arte de tejer colchas artesanales, conocido aquí como tivaevae.