Rotorua

Conocida por sus paisajes únicos, geysers, aguas termales naturales y orgullosas tradiciones maoríes, el país de las maravillas geotérmicas de Rotorua se asienta en la Cuenca del Fuego del Pacífico.

La actividad geotérmica se refleja en la personalidad aventurera de esta ciudad central de la Isla Norte, llena de actividades para disfrutar.

Hay muchas maneras de sumergirse en las tradiciones maoríes locales: echa un vistazo a la música local y bailes típicos, visita una aldea pre-europea, observa a los expertos del tatuaje maorí en el trabajo o prueba los alimentos tradicionales maoríes como un banquete 'hangi'.

Buscar vuelos a Rotorua

Rotorua es una ciudad muy recomendable para realizar actividades en familia, puedes llevar a los niños a ver los coloridos lagos y géiseres burbujeantes en Wai-o-Tapu, Hell's Gate o Waimangu. El más famoso de estos, el legendario Pohutu Geyser - cerca del centro de la ciudad - puede tener una erupción de hasta 30 metros en el aire múltiples veces en un mismo día.

Rodeado de bosques nativos, montañas, lagos y ríos, Rotorua es el lugar perfecto para reconectarse con la naturaleza. Es posiblemente la mejor ubicación de ciclismo de montaña en Nueva Zelanda y los fanáticos de esta actividad encontrarán nada menos que 145 km de senderos en constante evolución en el Bosque Whakarewarewa.

El geyser más famoso, el legendario Pohutu Geyser - cerca del centro de la ciudad - puede tener una erupción de hasta 30 metros en el aire múltiples veces en un mismo día.

Si prefieres un sendero que combine vistas panorámicas y equitación visita Te Ara Ahi. Es un desafío de 48km de dos días que te llevará a través de geysers humeantes, piscinas de barro burbujeantes y espectaculares vistas. Paseos a caballo y senderismo también son populares en estas colinas y como en Taupo, Rotorua es popular como región de pesca. 

Si necesitas más información, hay numerosos operadores de turismo de aventura que ofrecen de todo, desde zorbing a zip-lining, luging y  bungee jumping. Es probable que tengas algunos músculos adoloridos después de toda esa actividad deportiva extrema, así que ¿por qué no relajarse en las aguas termales calmantes del Polynesian Spa o la fuente termal natural en Kerosene Creek.