Apoyo a un futuro con bajas emisiones de carbono

Air New Zealand se esfuerza por ayudar a sus clientes a minimizar el impacto de su viaje aéreo en el medioambiente.

Mediante un programa voluntario de compensación de emisiones de carbono, Air New Zealand ofrece a los clientes la posibilidad de compensar las emisiones de carbono relacionadas con los vuelos de Air New Zealand.

Programa de compensación de emisiones de carbono

¿Qué son las emisiones de carbono y por qué debería compensarlas?

Las emisiones de carbono se generan mediante el uso del combustible utilizado en la aviación como parte de la operación de una línea aérea.

La compensación de las emisiones de carbono implica el uso de créditos de carbono ("compensaciones") a fin de que las empresas y los individuos puedan compensar por las emisiones relacionadas con el viaje para cumplir con sus objetivos de reducción de cabono y apoyar el cambio hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

¿Cómo funciona?

Al reservar en línea, se calculan y se muestran de forma automática las emisiones de carbono de un cliente para su vuelo o vuelos y el costo para compensarlas. Si un cliente decide compensar sus emisiones de carbono (o por otros pasajeros que se encuentran en la misma reserva), el costo de unidades de emisión se agregará al total que se abona por el vuelo o los vuelos.

Ya que las contribuciones luego se utilizan para comprar unidades de compensación en nombre de los clientes, Air New Zealand no puede brindar reembolsos por una compensación adquirida bajo ningún motivo (consulte nuestros términos y condiciones para obtener más detalles).

¿Cómo se calcula el monto de las emisiones de carbono de un cliente?

Se tienen en cuenta dos factores clave: la distancia recorrida y los factores de emisión de CO2 específicos de Air New Zealand.

Los factores de emisión se basan en la información recopilada del período fiscal anterior del combustible real utilizado en todos nuestros tipos de flotas y en la cantidad de pasajeros y peso de la carga transportada. Un factor también se aplica en base a si un pasajero viaja en clase Business Premier™, Premium Economy o Economy (ya que esto altera el espacio y el peso designado para un pasajero). Los factores de emisión de CO2 específicos de Air New Zealnad se revisan y se ajustan (según sea necesario) anualmente.

Según el Régimen de Comercio de Emisiones de Nueva Zelanda, Air New Zealand tiene la obligación de comprensar las emisiones relacionadas con los vuelos domésticos en Nueva Zelanda (actualmente, el régimen impone una obligación del 67 por ciento). Air New Zealand cumple plenamente con esta obligación, no mediante un cargo aparte a los clientes. No obstante, la calculadora de emisiones permite que los clientes participen de una compensación voluntaria adicional de las emisiones de carbono más allá de las obligaciones del régimen que cumple Air New Zealand.

¿Cómo se estima el costo de mis unidades de emisiones (créditos de carbono)?

El costo de la compra de la unidad de compensación representa el precio que paga Air New Zealand por las unidades de compensación adquiridas para su uso en su programa de compensación de emisiones de carbono. El costo de las unidades de emisiones varía con el tiempo, dependiendo de los movimientos en el precio del mercado del carbono, y la calculadora en línea se ajustará según corresponda para reflejarlos.

Todas sus contribuciones, libres de impuestos, financian la compra de unidades de emisiones. Air New Zealand no cobra ningún cargo administrativo ni de ningún otro tipo.

¿Qué hace Air New Zealand con el dinero que se abona para compensar las emisiones de carbono?

Todo el dinero, libre de impuestos, que aportan los clientes para compensar sus emisiones de CO2 financia la compra de unidades de compensación que representan reducciones en los gases de efecto invernadero. Air New Zealand no cobra ningún cargo administrativo ni de ningún otro tipo.

Air New Zealand tiene como propósito comprar unidades de compensación de los proyectos que se destacan en su sitio web. No obstante, ocasionalmente Air New Zealand puede comprarlas de otros recursos si fuera necesario.

¿Qué unidades de compensación (o créditos de carbono) está adquiriendo Air New Zealand en la actualidad en nombre de los clientes?

Los proyectos de restauración de bosques nativos que reciben el apoyo del programa de compensación de emisiones de carbono se encuentran en las regiones de Far North, Waikato y Wellington en Nueva Zelanda. La tierra y los bosques relacionados con estos proyectos los administra y son propiedad del Native Forest Restoration Trust

De estos proyectos se generan unidades de compensación de emisiones de carbono posterior a la clasificación a través de la iniciativa Permanent Forest Sink del gobierno de Nueva Zelanda. Este programa de forestación sustentable respaldado por el gobierno permite que los propietarios reciban unidades de carbono a través de la creación de bosques permanentes (donde un propietario acepta restringir la cosecha forestal mediante un convenio de tierras). Más información sobre la iniciativa Permanent Forest Sink se encuentra disponible en el sitio web del Ministerio de Industrias Primarias.

Los proyectos de bosques nativos captan las emisiones de carbono y también contribuyen con la biodiversidad de Nueva Zelanda, lo que facilita el compromiso de la comunidad a través de actividades de cultivo mediante un fondo de restauración de los bosques nativos.

Ocasionalmente se pueden confirmar proyectos de compensación de emisiones de carbono adiconales o alternativos a fin de responder a la demanda del cliente.

¿Qué más hace Air New Zealand para reducir su impacto ambiental y abordar las emisiones de carbono?

La Estructura de desarrollo sustentable de Air New Zealand se centra en potenciar el éxito de Nueva Zelanda –, a nivel social, ambiental y económico. Un objetivo clave de la estructura es minimizar el impacto de la línea aérea en el medioambiente.

Se puede encontrar más información sobre las iniciativas de desarrollo sustentable de Air New Zealand en la sección sustainability del sitio web de Air New Zealand.

Emisiones de la aviación

Air New Zealand se ha comprometido con los tres objetivos principales del carbono de la industria de la aviación: un mejora en la eficiencia del combustible del 1,5 por ciento anual hasta 2020, crecimiento del carbono neutral a partir de 2020 y una reducción del 50 por ciento en las emisiones netas para 2050 con respecto a los niveles de 2005. Air New Zealand además tiene una obligación de emisiones de carbono según el Régimen de Comercio de Emisiones de Nueva Zelanda y es responsable de las emisiones relacionadas con sus operaciones domésticas (actualmente el 67% de emisiones domésticas).

Air New Zealand opera una flota de aeronaves joven y eficiente respecto del combustible. Las mejoras de nuestra flota se traducen en una edad de flota promedio de aproximadamente 7,8 años. En 2014, realizamos el pedido del primer Boeing 787-9 Dreamliner, que utiliza 25 por ciento menos combustible en comparación con la aeronave que reemplaza.

Eficiencia del combustible

Además de invertir en más aeronaves eficientes respecto del combustible, Air New Zealand está poniendo en práctica diversas iniciativas para mejorar la eficiencia operativa de las aeronaves, y desde 2006 ha mejorado la eficiencia en un 22 por ciento (sobre la base de ingresos de tonelada por kilómetro). Este programa de eficiencia del combustible incluye diversas iniciativas:

  • Reducir el peso de la aeronave mediante el reabastecimiento "justo a tiempo"
  • Instalar secadores de zonas que reducen la humedad entre la cabina y la carcasa de la aeronave
  • Utilizar la alimentación en tierra como una alternativa para las fuentes de alimentación auxiliares, que puede ahorrar hasta 180 kg de combustible por hora
  • Mejor planificación de vuelos y vuelos de demostración - que incluyen la primera prueba de vuelo del mundo que mide los impactos de la conducta óptima de vuelo – el vuelo Aspire 1 desde Auckland hasta San Francisco, ahorró unas 11 toneladas de CO2

Biocombustibles

Air New Zealand realizó una de las primeras pruebas de vuelo con biocombustibles de la industria en 2008, en la que utilizó un biocombustible de segunda generación derivado de jatropha, que comprobó la viabilidad técnica de los combustibles alternativos. El progreso de los combustibles alternativos ha sido lento a nivel global, pero en marzo de 2016, Air New Zealand solicitó un pedido de información para la compra de biocombustibles en la región de Australasia.

Emisiones en tierra

Air New Zealand reconoce la alta proporción de energía renovable de Nueva Zelanda e intenta potenciarla en la tierra, que incluye:

  • La transisicón de más de 78 vehículos de la flota de vehículos ligeros hacia las opciones eléctricas
  • La creación de una infraestructura de carga necesaria en puntos clave de clientes para ayudar a eliminar las barreras del consumo de los clientes de vehículos eléctricos
  • La transición del equipo de servicio en tierra de la zona de operaciones hacia vehículos eléctricos o híbridos. Para 2020, Air New Zealand realizar la transición del 100 por ciento de equipos de servicio en tierra hacia vehículos eléctricos, siempre que las opciones estén disponibles

Air New Zealand cuenta con un amplio programa de tratamiento de residuos en todo Air New Zealand junto con la implementación de un sistema de gestión de la ISO14001.

Un equipo verde en toda la empresa ayuda a fomentar el desarrollo sustentable del medioambiente en el trabajo y en los hogares, con más de 2.000 empleados de Air New Zealand que se unieron y adoptaron la iniciativa.