Asistente de Seguridad

Hay ciertas ocasiones en que Air New Zealand te solicitará que viajes con un Asistente de Seguridad.

Algunos ejemplos de situaciones en las que se requiere un asistente de seguridad son:

  • Si viajas en camilla.
  • Si no puedes comprender o responder de manera adecuada a las instrucciones de seguridad del personal de la línea aérea
  • Si no puedes establecer medios de comunicación o responder nuestra tripulación en cabina
  • Si no puedes asistir físicamente en tu propia evacuación del avión en caso de emergencia

Si puedes asistir físicamente en tu propia evacuación en el caso de emergencia y estás seguro de tu habilidad para hacerlo, puedes viajar de manera independiente sin la necesidad de un asistente de seguridad, si así lo deseas.

Si no puedes asistir físicamente en tu propia evacuación en el caso de emergencia, tendrás que viajar con un asistente de seguridad.

Nuestra tripulación está para ayudarte. Sin embargo, hay algunas cosas en las que no puede asistirte.

Si necesitas ayuda para comer, administrarte medicamentos o para ir al baño durante el vuelo, tendrás que viajar con una persona mayor de 16 años que pueda ayudarte con tus necesidades.

Si no necesitas este nivel de asistencia durante la duración del vuelo, puedes viajar de manera independiente.

Responsabilidades del asistente de seguridad

Es responsabilidad del cliente organizar el viaje para el asistente de seguridad. Todo asistente de seguridad que viaje para ayudarte tiene que ser mayor de 16 años y ser capaz física y mentalmente de ayudarte. Es posible que se le solicite a tu asistente que te transfiera a y de tu asiento. Por lo tanto, es necesario que tenga fuerza física y experiencia en técnicas de traslado.

Un asistente también puede ayudarte a alimentarte, a administrarte medicamentos, a ir al baño, y con los trámites de Aduanas e Inmigración en los vuelos internacionales. Por razones de seguridad se exige que los asistentes estén sentados en la misma cabina que los pasajeros.